Innovación con denominación de origen

Tags:

Categories: Artículos

Con 12 variedades de manzana autóctona y una producción de unos 100.000 kilos (la primera parte de la finca está en plena producción), la pomarada forma parte del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida ‘Sidra de Asturias’. Ellas son: Xuanina, Blanquina, De la Riega, Raxáu, Regona, Durona de Tresali, Collaos, San Roqueña, Fuentes, Verdialona, Panquerina, Perico… una mezcla de sabores dulces, ácidos, semiácidos y amargos que caracterizan la sidra Valverán.

Explica José Masaveu que “se plantan por parejas, dependiendo de las épocas de floración”. El marco de plantación utilizado es de 6×3, lo que procura al árbol más sol y más aire, lo que conlleva que crezcan más sanos. En cuanto al patrón empleado, el 70% es el ‘M7’, mientras que el resto son ‘M106’, ‘M111’ y ‘patrón franco’. Esta elección vino dada por las características del suelo, «muy arcilloso, compacto y con excesiva humedad, además de la situación y del clima”, explica, al tiempo que añade que “hemos visto que el ‘M7’ ha dado buenos resultados por ser más resistente y adaptarse mejor a este tipo de suelos”.

Parte de un artículo Publicado en la Hora de Asturias.